Blanca y James

Bodas

Esta estupenda pareja “spanglish” nos cautivó desde el primer momento. Los dos vivían en Dublín y se querían casar en Gandía, ciudad de la novia. Por estar tan lejos de Valencia y porque su familia había trabajado la naranja toda la vida, Blanca nos pidió que la decoración girara en torno a esta fruta. Palets de la familia, cajas de fruta y montones de naranjas inundaron el jardín del banquete. Esta sí fue una boda en la que se personalizó hasta el último detalle.