Los diez momentos más especiales del día de tu boda.

Como ya sabéis, en Bialy Eventos no nos cansamos de repetir que cada boda es diferente (o debería serlo). Y es cada pareja tienen sus propios gustos, sus intereses, sus creencias religiosas… Lo que para una pareja le puede parecer vital, otra en cambio puede que no lo vea tan relevante.

Sin embargo, con un estilo u otro lo cierto es que hay algunos momentos que se suelen repetir en todas las bodas. Aquí te explicamos los diez momentos más especiales del día de tu boda. Si estáis pensando en darle un toque personal a la vuestra podéis personalizarlos con vuestro estilo propio, así el resultado será completamente original. Cuidando unos pocos detalles vuestros invitados rápidamente se darán cuenta que la vuestra no es una boda al uso, sino algo muy especial.

1 La recepción de los invitados.

Esto es algo a lo que aun no prestamos mucha atención y, en realidad, este momento es tan importante como cualquier otro, sobre todo si la ceremonia se celebra en un lugar más íntimo. Tened en cuenta que muchos de vuestros invitados llegarán al menos 30 o 40 minutos antes de que lo haga la novia con lo que agradecerán que tengáis un pequeño detalles con ellos, como ofrecer botellas de agua o cualquier otro refresco, sobre todo si el calor aprieta y están esperándoos bajo el sol. Incluso podéis personalizar las botellas con vuestros nombres y la fecha del evento. Vuestros invitados quedarán encantados.

Limonada Diez momentos muy especiales el día de tu boda

En la boda de Bea y Álvaro se sirvieron granizados de limón mientras los invitados esperaban su llegada.

2 La entrada de los novios

Este es uno de los momentos en mayúsculas de una boda. Ver entrar al novio con la madrina y tras él a la novia del brazo del padrino es verdaderamente emocionante. Hay quien puede pensar que como es tan breve, poco se puede sacar de él, pero nada más lejos de la realidad.

Si nos centramos, por ejemplo en la música, es vital buscar una buena canción para este instante. Si te casas en una iglesia o si vas a contratar a un grupo de música en directo siempre puedes recurrir a los clásicos, como el “Canon”, de J. Pachabel o “Ave María”, de F. Chubert. Seguro que a más de uno le salta alguna lagrimilla nada más veros entrar. Pero si no es este vuestro caso, ¿por qué no escoger una canción más actual? Yo revivo ese momento cada vez que suena en la radio “All of me”, de John Legend, que es la canción con la que entró mi marido. Buscad la vuestra y será un momento único para los dos.

Si lo que sois es una pareja que huye de los tradicionalismos, ¿qué tal si alquiláis un sidecar y llegáis los dos juntos? Incluso si la novia lleva un vestido más ligero, ¿qué tal llegar montada a caballo? Vuestros invitados no olvidarán jamás este momento y vosotros, tampoco.

Novia a caballo Diez momentos muy especiales el día de tu boda

3 La ceremonia.

La ceremonia es algo muy personal y cada pareja escogerá la suya acorde a sus creencias. No obstante, sea del tipo que sea, podéis hacerla más emotiva si pedís a algún familiar o amigo íntimo que hable ese día. No hay nada más emocionante en ese momento que escuchar unas bonitas palabras de boca de alguien especial para nosotros. Incluso, en el caso de que la ceremonia no sea oficial, podéis pedir a algún amigo o familiar de confianza que sea el oficiante de vuestra ceremonia. Y, casi, lo más importante: escribid vosotros mismos los votos. Sé que es difícil encontrar las palabras adecuadas para ese momento y que, además, leerlas delante de tanta gente puede ruborizar a más de uno, pero no os arrepentiréis jamás. Recordad que es vuestro día, vuestra boda, vuestro momento súper especial, y esta es una manera de hacerlo eterno.

Anillo de boda Diez momentos muy especiales el día de tu boda

4 El cocktail.

Hoy hay pocas bodas que no lo den por sentado pero quiero insistir en su importancia. Y es que el cocktail no es solo el momento en el que los invitados dan su primer bocado. Esta es la ocasión que tienen todos ellos de saludarse, presentarse o conversar más distendidamente. Aquí comienza realmente la celebración de la ceremonia previa y hay que cuidar que el ambiente sea agradable. Dadle vuestro toque personal con la decoración y haréis que todos los presentes hablen de ella mientras picotean.

Decoracion cocktail Diez momentos muy especiales el día de tu boda

No es necesario invertir mucho dinero en la decoración. Con algún detalle como estos faroles llenos de flores será suficiente. Estos los fabricamos personalmente para una de nuestras bodas.

5 El banquete.

Y tras el cocktail llega el banquete, la cena, o ya en muchos casos, la comida, en la que todos nuestros invitados disfrutan de un buen menú. Aquí, más que en la propia comida quiero centrarme en la decoración. No olvidéis que los invitados van a estar varias horas sentados en las mesas, dadles un toque personal. En la mayoría de los salones de banquete, la decoración floral de las mesas va incluida en el precio del menú, sin embargo, os aconsejo que pidáis fotos de lo que van a poneros ese día porque en la mayoría de los casos los centros de mesa van a ser bastante sencillos. No se trata de dejarse el presupuesto en flores pero normalmente por unos euros más, la mesa lucirá bien bonita. Si lo que os va son las bodas vintage podéis recorreros los rastros de la zona y por muy poco, diseñar un bonito centro de mesa. Pedid consejo a vuestro wedding planner, estará encantado de daros otras alternativas.

Si podéis permitíroslo, os aconsejo que cuidéis la iluminación del lugar. Es increíble el cambio que puede dar el salón con una iluminación bien estudiada.

iluminar salón

6 Los agradecimientos

Mi madre siempre me ha dicho que “es de bien nacido ser agradecido” y las madres siempre tienen razón. Todos sabemos que para cualquiera de nuestros invitados, una boda es un desembolso importante de dinero, así que probablemente hayan tenido que hacer un esfuerzo para estar ese día ahí, con vosotros. No solo eso, seguro que vuestros padres o amigos más íntimos os han ayudado con la preparación de todo y, en ocasiones, hasta han sufrido vuestros propios nervios. Así que, pedid un micro en algún momento de la cena y agradecédselo a viva voz. Os lo valorarán mucho.

gracias

7 La entrega del ramo

Bien, aquí he de decir que sé me voy a crear más de una enemiga yo solita, pero os voy a dar mi opinión sincera, como siempre procuro hacer. Últimamente he asistido a algunas bodas en las que el momento de la entrega del ramo está perdiendo todo el interés y esto se debe, sobre todo, a que acaba siendo algo largo y aburrido para la mayoría de los invitados. Me explico, la entrega del ramo, de tu ramo, debería ser algo que haces de corazón. Tú, que para ti es tan especial (y caro) tu ramo de novia, escoges a una persona más especial aun, para entregarle dicho ramo. Eso he dicho, sí, una persona. Si acabas haciendo ramos para todas tus amigas, para tu madre, para tu suegra… la entrega del ramo pierde todo su significado, porque deja de ser algo exclusivo. La persona que reciba uno de esos ramos que has dado no se va a sentir más especial que otra porque como ella hay 7 más. Entonces, ¿qué sentido tiene? Si lo que quieres es que sepan lo importantes que son para ti, díselo a la cara, dedícales unas bonitas palabras. Al final calarán más hondo que el propio ramo. Si, tu problema es que es un compromiso dárselo a una amiga y a otra no, recurre al método tradicional de tirarlo de espaldas, que siempre es muy divertido.

ramo

8 La tarta nupcial.

Una vez concluida la cena, llega el momento de sacar la tarta nupcial. Escoged la canción que queréis que suene mientras os la sacan, así será más personal. Recordad que no tenéis porqué conformaros con la tarta que os ofrece el restaurante; buscad una pastelería que os diseñe la tarta a vuestro gusto, en cuanto a sabor y a forma. Hoy hay pastelerías creativas en cualquier ciudad, por pequeña que sea, y hacen verdaderas maravillas.

tarta

9 El baile nupcial.

Los que me conocéis ya sabéis qué pienso de este momento. El baile nupcial es algo mágico, íntimo e irrepetible. No dejéis pasar la oportunidad de preparar una coreografía y disfrutad de ese instante. No hace falta ser un gran bailarín. Escoged una canción que tenga algún significado para vosotros y ensayad algún paso en casa unas semanas antes de la boda, esto también hará que ese día estéis más tranquilos. Y para los más atrevidos, animaos a contratar unas clases de baile y dejad con la boca abierta a vuestros invitados. Siempre lo recordaréis como algo súper especial.

baile

10 Fiesta.

Y, al fin, llegó la fiesta. Escoged con cuidado quién va a dirigir la fiesta de vuestra boda. Escoger una buena discomóvil u orquesta es imprescindible para que vuestros invitados se queden el mayor tiempo posible. No hay nada mejor para unos novios el día de su boda que ver disfrutar a sus invitados en todo momento. Si lo que queréis es que vuestro día se alargue lo máximo posible tened en cuenta además algunos consejos. Buscad un rinconcito junto a la barra libre para poner una candy bar, así mientras la gente espera su bebida recargará las pilas con algún dulce. Otro consejo es que pongáis cerca de la pista de baile un divertido photocall. Por muy visto que esté, a la gente siempre le divierte disfrazarse, sobre todo si el alcohol corre por las venas. Pedidle a vuestro fotógrafo que se quede un ratito a la fiesta. Cuando veáis estas fotografías en un futuro, siempre os harán sonreír.

P1000642

Aquí estamos Vicente y yo preparando uno de los photocall ambientado en el Cabaret que nos pidieron David y Laura.

Ante todo, disfrutad!

Para más información acerca de todo lo que hacemos, síguenos en: Facebook Twitter Instagram y Pinterest

También te puede interesar

Dejar un comentario